Haciendo realidad un sueño. Nuestra boda: Gilberto y Eduardo.

El Domingo, 7 de Agosto, 2011, Gilberto, 33, y Eduardo, 26, ambos de México, se casarón en la ciudad de Nueva York. Ellos son la primera pareja del mismo sexo Mexicana que se casa en NYC. La fiesta de su boda fue espetacular. Rodeados de sus madres, padre, hermanas, hermanos y amigos mas cercanos disfrutaron de una noche donde el amor fue el principal ingrediente.

El salón de la recepción antes que llegaran los novios e invitados.

La boda por lo civil se realizó el Viernes, 5 de Agosto en City Hall.

La recepción se realizó en Elite Palace y el “after party” en el club Atlantis (Más abajo pueden ver fotos y videos).

Gilberto Franco es originario de Morelos, México. Eduardo Ortiz es originario de Puebla, México.

Gil siempre supo que era gay, sin embargo algunos en su “FAMILIA” eran muy conservadores y para no causarle problemas a su mamá, en el 2000, con la ayuda de un amigo y con la venta de su computadora viajó a Nueva York en busca de la libertad que no tenía en su lugar de origen.

Eduardo también siempre supo que era gay, solo que no le fue facil decirle a su familia. “Me tomo mucho tiempo para hacerlo y cuando lo hice sentí un alivio dentro de mi corazón.” Dijó.

Al principio no fue facil para Gil vivir en la Capital del Mundo. Entre altas y bajas, poco a poco fue conociendo gente que le ayudaron. Un día conoció a una chica quien se convirtió, hasta el día de hoy, en su mejor amiga.

El salón donde se realizó la hora del cocktail. Hermoso lugar.

Lalo vino a Nueva York con sus padres cuando tenía 10 años. A la edad de 15 años estaba con sus amigos en la casa de sus padres, uno de sus amigos quiso besarlo, el no se dejo, sin embargo su mamá estaba mirando por la ventana. Cuando sus amigos se fueron su mamá enojada gritanto desde su cuarto le dijó, “SI ALGUNO DE MIS HIJOS ES DIFERENTE, DEJARA DE SER MI HIJO Y LO BOTARE DE LA CASA”. Esto le causo un temor mucho más grande en decirle a su familia que era GAY. Tendría que irse de la casa y perdería el amor de sus padres. Decidió tener novias. A una de ellas quizó pedirle que se casaran. Su mamá no estuvo de acuerdo por que él era muy joven.

Esta pareja se conoció una noche visitando Luchos Place, un club gay. Lalo, tenía 19 años. Gil tenía 26.
En la segunda ocasión que se encontrarón en el mismo lugar, Gilberto invitó a bailar a Eduardo. Bailaron toda la noche. Cuando Lalo se tenía que ir, Gil lo acompaño hasta la puerta, no sin antes proponerle que se fuera a su casa a lo que Lalo se nego. Eso molesto y a la misma vez le gusto a Gil.

Después de varios dias de conocerse, y aunque Gil no quería tener novio, le pidió a Lalo que fueran novios. Por supuesto que Eduardo inmediatamente acepto.

“Todo fue muy rapido y tierno. Me enamoré de él poco a poco sin darme cuenta. Pasaron las semanas pero yo luchaba conmigo mismo por que quería ser soltero, sin embargo, Lalombriz – como le digo de cariño -, se ganó a mis amigos, me ganó a mi y a los pocos meses se mudó a vivir conmigo. Primero por dias y luego se quedo permanentemente” dice Gil.

El brindis de los novios. ¿Qué estaba pensando Lalo?

Eduardo, antes de cumplir 21 años, invitó a su familia a una fiesta con sus amigos gays. Quería que vieran que se divertían sanamente al igual que otras personas. No drogas y sexo como ellos pensaban. Antes de esto, ya Lalo le había hablado a sus hermanos sobre su orientación sexual.
Al final de la fiesta, le dijó a su mamá, “”Mami, la traje a esta fiesta para que se diera cuenta como nos divertimos y para que vea que esta vida no es como ustedes piensan.” En ese momento su mamá se puso a llorar, le dió un abrazo muy fuerte y le dijó, “Hijo, yo no quería esta vida para ti, yo quería otra vida, pero si esta es la vida que escojiste y eres feliz, TAMBIEN YO SOY FELIZ.” En ese momento Lalo aprovechó y le presentó a Gilberto. Pasaban los dias y su mamá todavía no se resignaba. Con el tiempo lo fue aceptando.

Pasaron los años hasta que la familia de Gilberto decidió venir a Nueva York. Gil tuvo que decirles que era gay por que en ese momento ya vivía con el que ahora es su esposo. Al principio a su mamá y hermano no les gusto, sin embargo tardaron poco tiempo en adaptarse. Con sus dos hermanas la respuesta fue mas positiva.

“No me dió miedo decirles. Yo siempre fuí bueno con todos. Dicen que el que siembra cosecha y yo sembré muchos buenos sentimientos con mi familia. Sabía que me amaban y eso valía mas que cualquier cosa.
Entiendo que mucha gente no se anima a decirles a sus familiares, pero, ¿no acaso cada integrante de la familia decide con quien casarse? Yo no sería la excepción. Si no hubieran aceptado mi desición, de todas formas hubiera seguido con mis planes de vida, aunque agradesco a Dios que no fue mi caso” comentó Gil.

El papá de Lalo, la mamá de Gil, Gil, Lalo, la mamá de Lalo y el hermano de Gil.

Todos en la familia de Gil aceptaron y quisieron a Lalo. Eso lo convenció mas para saber que él era la persona que quería para el resto de su vida, pero sin casarse. El matrimonio no estaba en sus planes.

Para Lalo, casarse era uno de sus más anhelados deseos. Sufría al ver que Gil no quería casarse. En alguna ocasión hablaron sobre el tema, sin embargo pasaba el tiempo y Gil aún seguía indeciso.

Un día al saber que la mamá de Lalo regresaría a México y posiblemente no regresaría en mucho tiempo, Gil, después de 6 años de relación, decidió pedirle matrimonio. Para este tiempo, ya ambos tenían el apoyo de sus padres y hermanos, solo faltaba que Gil se decidiera.

A principio de este año decidieron casarse y empezaron los preparativos, sin imaginarse que el gobierno del Estado de Nueva York aprovaria la ley del matrimonio igualitario.

El Viernes, 24 de Junio del 2011, con 32 votos en favor y 29 en contra, el Senado del Estado de Nueva York aprovó el matrimonio entre personas del mismo sexo. Un mes después, el Domingo, 24 de Julio las parejas homosexuales empezarón a casarse.

El pastel era blanco, aunque con las luces se ve rosa. A un lado, Gilberto y Eduardo dandose un beso.

Esta pareja aprovechó la nueva ley para casarse legalmente.

Esto fue lo que algunos de los familiares de Gil y Lalo dijerón sobre la boda de la pareja:

“Les deseamos todo lo mejor. Nosotros sus papas los aceptamos como son y estamos muy orgullosos de ustedes. Con ustedes aprendimos a valorar lo valioso que son. Que Dios los bendiga a ustedes y sus amigos. Sigan adelante. Son los deseos de sus papas que los quieren mucho.”_Abel Ortiz y Florencia Azanez, padres de Eduardo.

“No sabia ni esperaba este cambio en mi vida, sin embargo lo acepté de corazón con todo el amor de madre que siempre le he tenido y le seguiré teniendo a los dos.
Respete siempre tu decisión hijo mio. Te deseo mucha felicidad.”_Berenice Franco, madre de Gil.

“Nunca pense vivir esta experiencia. Aquellas personas que no aceptan a sus hijos por ser diferentes, quiero que sepan que se estan perdiendo de momentos maravillosos con personas que creanme que son muy especiales y son parte de nuestras vidas.
Hoy se casa mi hermano con el que compartí muchas cosas de niños que nunca podré olvidar y ahora al verlo tan feliz entiendo su felicidad.
Encontró el amor en una persona de su mismo sexo, pero Dios enseño a querernos no importa si somos del mismo sexo. Amarnos es muy importante y si las personas se amaran como Gil y Lalo, el mundo sería diferente.
Los quiero mucho. ¡Felicidades a mis hermanos!”_Rosalva Ortiz, hermana de Eduardo.

“Soy hermana de Gilberto y ahora de Eduardo y me siento muy orgullosa de estar en Nueva York festejando su matrimonio. Soy privilegiada de tenerlos conmigo por que son valientes y sobre todo, felices. Los amo a los dos.”_Berenice Franco.

Algunos de los amigos de la pareja también comentaron sobre la boda de sus dos amigos.

“Estoy emocionada hasta el tuétano (como decimos en México), que me llena de alegría que después de 7 años de relación de mis dos grandes amigos, Gilberto y Eduardo hayan podido culminar en este sueño finalmente hecho realidad.
Gracias también a que la comunidad gay lucho hombro con hombro para hacer que se aprobara la ley.
Muchas felicidades para ellos dos y sus familias que los apoyaron en todo momento. Esto solo es el principio de algo que acaba de comenzar para toda una eternidad.”_Esther Lopez.

“Estoy muy contento por el matrimonio de Lalito y Gil. Deseo que su matrimonio dure toda la vida. Les deseo lo mejor ahora que empiezan una nueva etapa.
Lalo es mi mejor amigo. Que cuide mucho a su esposo y siempre haya respeto entre los dos. Estoy muy feliz por ellos. Mis mejores deseos para los dos. Los quiero mucho.”_Ozzy.

“Estoy inmensamente emocionada al ver que por fin después de tanto tiempo mi querido amigo Gilberto y su amor de toda la vida, Eduardo hagan realidad su sueño de contraer matrimonio.
Ellos ya habían tomado la decisión de casarse mucho más antes de que el senado aprobara el matrimonio del mismo sexo, es por eso que estoy doblemente llena de gozo al ver que después de 7 años de compartir día a día sus sueños, sus iluciones, triztezas y logros finalmente en presencia de sus familiares y mas intimos amigos esten llevando este sueño realidad.
Deseandoles toda la felicidad del mundo y que Dios me los bendiga con mucha sabiduria y paciencia para que este sueño dure toda la vida.” _Vicky Hernandez.

La recepción y el “after party” estuvieron sensacionales. Todo empezó con el cocktail, después siguio la cena, el brindis, los anillos. Uno de los momentos culminantes de la noche fue el baile de los recién casados. La hermana de Gilberto (que canta hermoso), Berenice Franco cantó la canción que ellos bailaron, “¿Qué Será De Tí?” de Roberto carlos.

Por supuesto que la vibora de la mar de las mujeres, la vibora de la mar de los hombres y la cargada de los novios no podia faltar. La pareja al igual que los invitados lo disfrutaron mucho. Todo estuvo muy divertido. ¡La comida y el pastel deliciosos!

(NOTA: Los videos anteriores fueron realizados por Julio Gil. Un invitado de la pareja.)

“Me siento muy orgulloso de mi familia. Le doy gracias a Dios de tener a mis padres, hermanas y hermanos apoyandome. Gracias a Dios también por que la familia de Gil son un amor y me llevo super con ellos”, comentó Eduardo.

“Tal vez mucha gente no entiende el por que llegar a casarse. Tal vez ni yo mismo lo entienda. Pero, ¿quién conoce el amor realmente? ¿Quién puede decir que es el amor? Yo solo conozco la forma de amor en la que yo creo y mi forma de amor es demostrando lo importante que es para mi la persona que tengo a mi lado, es por eso que casí por decisión mía, se tocó la canción que cantó mi hermana, que dice algo así: “ESTA SED DE AMARTE ME HACE BIEN, TE NECESITO PARA SER FELIZ…” Casandome con Lalo él es feliz y yo soy mas sabiendo que él es feliz conmigo.
Hoy ya casado con él, me pregunto, ¿Por qué que no me case con Lalo antes? Finalizó diciendo Gilberto.

“Gracias a todos los que hicieron posible que la fiesta fuera TODO UN EXITO. La fiesta se preparó para que todos la disfrutaramos. MIl GRACIAS. ¡La pasamos espectacular!” terminarón diciendo los recién casados.

FELICIDADES a esta pareja. Sus familias son una muestra que con AMOR, todo es posible. Ellos han demostrado que no importa la orientación sexual de sus hijos y hermanos, los quieren igual. ¡Fue un honor poder compartir con ellos esta noche tan especial!

Same sex wedding photography in the 5 boroughs of NYC. Affordable packages.
Gallery is empty!

Un grupo reducido de personas que estan en contra del matrimonio igualitario, el Lunes, 25 de Julio pusieron una demanda para que la ley que permite a las parejas gays casarse en Nueva York sea invalidada.

Josh Vlasto, el vocero del gobernador Cuomo ha dicho que la demanda no tiene merito y que estas personas no conocen como funcionan las leyes en el estado.

Estas mismas personas quieren que la gente del estado de Nueva York vote si quieren o no que el matrimonio entre personas del mismo sexo sea legal.

Las ultimas encuestas dicen que un 58 por ciento de Newyorkinos estan a favor de la ley. Con cada año que pasa, este porcentaje aumenta.

Por otra parte, los matrimonios entre personas del mismo sexo son buenos para la economía del Estado. Según un informe publicado por la Ciudad en el 2007, las bodas del mismo sexo generarían $184 millones para el estado y $142 millones para la ciudad en los proximos 3 años después que la ley fue aprovada. Se calcula que 56,000 parejas viajaran a la Ciudad de Nueva York a casarse. Después de todo, ¿Quién no quiere casarse en NYC? La Capital del Mundo, La Gran Manzana o como también le dicen, La Ciudad que Nunca Duerme.

Dale LIKE (me gusta) a la página de Facebook de Lupita Photography y sigue a Lupita en Twitter.

Share the love. Thanks! - Comparte el amor. ¡Gracias!